Un main event sin títulos

TLC terminó con el combate entre Randy Orton y The Fiend, desde Backlash no cerraba un PPV un combate donde no apareciera un campeón de la empresa.

Fuente: WWE.com

Un main event sin títulos. Un main event sin títulos

Bray Wyatt y Randy Orton fueron los encargados de cerrar TLC. Los dos luchadores cerraron el último evento del año con su Firefly Inferno Match y dejando uno de los finales más comentados de los últimos años. Por primera vez en seis meses un combate en el que no participaba uno de los dos campeones máximos de la empresa. La última vez que en el main event de un PPV no participó uno de los campeones máximos de la empresa fue en Backlash, el 14 de junio, con el combate entre Randy Orton y Edge.

Randy Orton y Bray Wyatt cerraron el evento de TLC con un combate previamente grabado con el que se cerró el evento debido a su espectacularidad visual. La imagen de The Fiend ardiendo en medio del ring quedará siempre en la memoria de los fans, lo que hizo que fuese el combate encargado de cerrar el evento. La WWE no suele sacar a los cinturones principales de los main evento y hay que mirar seis meses atrás para ver un PPV donde en el main event no estuvieran uno de los dos principales campeones de la empresa.

El 14 de junio la empresa ofreció Backlash que tuvo como gran main evento el segundo enfrentamiento entre Randy Orton y Edge. La lucha se vendió como el The Greatest Wrestling Match Ever y casi hizo honor a su nombre siendo una de las mejores luchas del año. Los dos luchadores arrastraban su rivalidad de WrestleMania para un segundo asalto que terminó cayendo del lado de Randy Orton y que terminó con la lesión de Edge. Desde ese momento los PPV siempre han estado protagonizados o por el título de la WWE o por el universal, sin embargo, no siempre han estado en juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: