NXT se acerca a AEW

Nueva victoria en las audiencias para AEW, aunque su ventaja se redujo respecto a la semana anterior.

Fuente: AEW

AEW volvió a llevarse la batalla de las audiencias de los miércoles, aunque su margen se redujo. La empresa de la familia Khan vio como sus datos empeoraban, al contrario que los de NXT que mejoraron y se acercaron a los de sus rivales. La distancia entre los dos programas de los miércoles fue de 66.000 espectadores. La audiencia total entre los dos programas fue de 1.480.000 espectadores lo que supone un ligero aumento en respecto a la audiencia total de la semana pasada.

En el programa de hace una semana AEW consiguió un hecho histórico al superar durante un segmento del programa el millón de espectadores. Pese a que la situación parecía que iba a encaminada a mantener el nivel de audiencia, All Elite Wrestling se cayó en el último programa. El programa de Dynamite de esta semana se quedó por debajo de la barrera de los 800.000 espectadores, perdió 72.0000 para marcar una media de 773.000 espectadores. El programa de Dynamite había anunciado como sus das grandes combates el enfrentamiento entre Cody y Warhorse y el enfrentamiento tag team entre el equipo formado por Jon Moxley y Daarby Allin y el equipo formado por Brian Cage y Ricky Starks.

NXT vio como esta semana sus datos de audiencia mejoraban y conseguía sobrepasar por paco la barrear de los 700.000 espectadores. La marca dorada y negra de la WWE llegó hasta los 707.000 espectadores, lo que supone una mejora de 92.000 respecto al programa de la semana anterior. La marca dorada y negra de la WWE anunció sus combates a lo largo de la tarde del miércoles teniendo como gran atractivo la triple amenaza por un puesto en el próximo combate por el cinturón de Norteamérica y el cara a cara entre Keith Lee y Karrion Kross tras los sucesos de la semana anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *