Matt Rehwoldt recuerda cómo casi fue despedido por la WWE en 2018

Matt Rehwoldt, más conoció en WWE como Aiden English, contó en su canal de Youtube cómo casi fue despedido antes de WrestleMania 34.

Matt Rehwoldt recuerda cómo casi fue despedido por la WWE en 2018. Matt Rehwoldt recuerda cómo casi fue despedido por la WWE en 2018.

Una vez salen de la WWE muchos luchadores se abren para contar sus experiencias dentro de la empresa de Vince McMahon. Matt Rehwold, conocido como Aiden English en la WWE, recordó en su canal de Youtube una anécdota de cómo casi fue despedido antes de WrestleMania 34 por su actuación en un Dark Match de SmackDown.

La WWE suele ofrecer combates fuera de televisión para calentar a los aficionados locales antes del show y a forma de despedida. Los combates suelen tener más libertad y suele acabar de la forma en la que las grandes estrellas salgan reforzadas para hacer estallar al público local. Matt Rehwoldt narró en su canal de Youtube cómo casi pierde el empleo en la WWE al cambiar el final de un Dark Match en la víspera de WrestleMania 34 solo por hacer disfrutar al público. En el combate se enfrentaba el equipo formado por Baron Corbin, Rusev y Aiden Englis contra AJ Styles y The Usos.

“Al final del combate los Usos tenían que lanzar Superkicks para acabar. Decidimos que íbamos a hacer algo divertido con ellos empezando una Superkick Party. Ellos comenzaban a lanzar patadas durante cinco minutos, yo salía al ringside y mis compañeros me metían para seguir con las patadas. Eventualmente dije que pararan y me pateaban y me hacían la cuenta. Pero como todo el mundo estaba dando patadas, excepto el árbitro el público comenzó a corear al árbitro. Salí al ringside, mis compañeras me metieron al ring y el árbitro me pateó, todo el mundo explotó, a la gente le encantó. Pensaba que íbamos a ir al final, pero que era el que los frenaba, pero todo el mundo gritaba árbitro, árbitro. Entonces AJ comenzó a quitarle la camiseta al árbitro y se la puso. Todos dieron una patada y nos cubrieron mientras AJ hacía la cuenta. La gente estalló, les encantó”, narró el exluchador de la WWE.

La bronca llegó cuando aparecieron por el backstage. “No estaba ni Vince ni Triple H, pero los productores por alguna nos dijeron que no sabíamos cómo iba el negocio, que nos habíamos enterrado.  Era el SmackDown antes de WestleMania 34, viajamos a Nueva Orleans y cuando llegamos al hotel nos amenazaron con despedirnos, con multas gigantes. El árbitro iba a ser despedido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: