Los luchadores se defienden de #SpeakingOut

En los últimos días se han denunciado por medio de Twitter casos de abusos sexuales en el mundo del wrestling.

Fuente: WWE.com

Dentro de una polémica hace falta saber las dos versiones de la misma. En los últimos días se han denunciado una serie de abusos sexuales dentro del mundo del wrestling por medio del hashtag #SpeakingOut. Las compañías han empezado a investigar a las personas denunciadas bajo esta etiqueta y ya se han tomado las primeras decisiones. Mientras siguen las investigaciones por parte de las empresas y de la policía británica principalmente, pues los primeros casos ocurrieron en UK, se están empezando a conocer las versiones de los luchadores acusados.

David Starr fue el primer acusado en la noche del miércoles y el caso que inició todo el movimiento. El luchador se disculpó con su expareja por como la había tratado, sin embargo, afirmó que él no era un depredador sexual ni la había violado. El luchador ha cerrado todas las redes sociales en las últimas horas.

El caso de Starr fue la chispa que inició el fuego de las denuncias bajo la etiqueta #SpeakingOut. Muchos han sido los nombres que han salido a la luz, todos ellos están recogidos en Reddit, y algunos han querido tratar de limpiar su imagen por medio de las redes sociales.

Matt Riddle compartió antes de la emisión de SmackDown un tuit de su abogado afirmando que las acusaciones contra Riddle eran falsas. En la fotografía compartida por el luchador de SmackDown se puede leer que en 2019 el luchador buscó una orden judicial por ciberacoso en contra.

Además de Riddle, otro que ha tratado de solucionar la situación por Twitter ha sido Jordan Devlin. El luchador irlandés por medio de un hilo en su cuenta donde negó las acusaciones realizadas en su contra y anunció que había tomado medidas legales.

Uno de los afectados de manera indirecta en #SpealingOut fue Will Osprey. El luchador fue acusado de seguir programando luchadores pese a conocer su situación. Osprey ha emitido un amplió comunicado en su cuenta de Twitter disculpándose por la situación y ofreciendo su apoyo a las victimas.

Travis Banks, por medio de un pantallazo al bloc de notas de su móvil, relató su versión de los hechos. El luchador neozelandés afirmó en su comunicado que la relación se rompió por decisión de los dos y que ambos se disculparon sobre como se habían tratado. El comunicado acaba con una nueva petición de disculpa por parte de Banks. Millie Mckenzie, expareja del luchador, posteó escasas horas después una conversación pasada entre dos donde denuncia acoso por parte del luchador.

Por su parte, El Ligero negó algunas de las acusaciones que recibió, mientras que reconoció otras y se disculpó por su comportamiento. El Luchador realizó dos hilos en su cuenta de Twitter para hablar de la situación.

1 pensamiento sobre “Los luchadores se defienden de #SpeakingOut

  1. Me parece Una caza de brujas, con interés de desprestigiar a jovenes luchadores que ya tienen nombre, y poder controlarlos como una especie de mafia. Por otro lado , a los luchadores se les explota su parte física o sexual, es parte del marketing. Y algunos, no todos comercían con su buen físico como modelo cultural. Por otro lado, hay abogados, jueces, que podían haber denunciado. Por qué ahora??? Y por qué todos callaron antes???Se podían regular derechos importantes, como seguro de vida y médico gratuito para ellos, cuando sus carreras acaban, algo que les compense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: