Los esteroides en WWF y el Dr. Zahorian

Esta semana los chicos de The Fabulous Jobbers nos traen la historia de los esteroides en WWF y el juicio de 1994

Vince McMahon a la salida del juicio

Fuente: The Fabulous Jobbers

Los esteroides en WWF y el Dr. Zahorian. Los esteroides en WWF y el Dr. Zahorian.

En 1993, Vince K. McMahon fue acusado por el abogado del Distrito este de Nueva York por obtener esteroides anabólicos para consumo propio, y utilizar a un doctor de Pennsylvania para obtener las recetas médicas y recibir envíos regulares de las sustancias a los cuarteles de la WWF en Stamford. El fiscal lo acusaría de conspiración para distribuir esteroides, posesión de esteroides ilegales con intención de distribuir y malversación de fondos por supuestamente usar dinero de Titan Sports Inc para comprar esteroides ilegales. 

El gobierno de Estados Unidos presentó seis cargos contra McMahon; sin embargo, tres de los seis fueron desestimados por tribunal antes del juicio. Los tres que quedaron fueron por dos cargos de distribución de esteroides y uno de conspiración para distribuir esteroides.  La fiscalía alegó que McMahon estaba a cargo de la distribución de esteroides ilegales a los luchadores de WWF y que había exigido a los luchadores que tomaran esteroides mientras estaban en la WWF.

La regulación de los esteroides en EEUU se hizo más estricta en 1988, y con el tráfico de éstos ahora criminalizado, el fiscal federal Theodore Smith comenzó a investigar a Zahorian, quien había empezado a venderlos a fisicoculturistas y atletas amateur. Las cosas se empezaron a endurecer por el positivo de Ben Johnson en los Juegos Olímpicos de 1988.  En octubre de ese mismo año se aprobó la Ley contra el abuso de drogas. La Sección 2403 prohibió explícitamente la distribución de “cualquier esteroide anabólico para cualquier uso en humanos que no sea el tratamiento de enfermedades”.

Comienza el juicio.

El cargo 1 fue dividido en cuatro cargos separados, alegando que McMahon conspiró para defraudar a los Estados Unidos, de los cuales con solo probarse uno como verdadero, se establecería legalmente el delito de conspiración.

La acusación detalla varias formas en las que Titan conspiró con Zahorian y McMahon al intentar evadir la detección de transacciones de esteroides utilizando los recursos de Titan para comprar cheques bancarios que luego se usaron para pagar a Zahorian por los envíos.

La historia comienza a principios de la década de 1980. Zahorian era el médico encargado en Pensilvania de los eventos deportivos celebrados allí, momento el cual Zahorian aprovechó para distribuir a los luchadores, todo lo que le pedían. Zahorian distribuía esteroides, como dijo Strongbow, «como caramelos”

Doug Sages, director financiero de Titan Sports, proporcionó grandes cantidades de dinero y cheques de Titan para comprar cheques bancarios para pagar a Zahorian por los esteroides que luego se distribuirían a Hogan. “Les convenceremos más allá de toda duda razonable, de que lo anterior es cierto. Los testigos, incluido el Dr. Zahorian, le dijeron lo que hizo, con la colaboración del Sr.McMahon y que la mayoría de sus clientes eran luchadores de la WWF.  Patterson le dijo que destruyera los registros y Hogan le diría que Patterson le advirtió y que se mantuviera alejado de Zahorian”, afirmó la acusación

El abogado: “El jurado es la única protección contra un enjuiciamiento injusto. Deben decidir no solo si se cometió un delito, sino si estas personas cometieron un delito, Zahorian no está aquí como acusado, no está acusado de conspiración. Los esteroides no son una droga ilegal es un producto legal elaborado por compañías farmacéuticas legales”.

Las declaraciones de los testigos

Moondog Rex: “El Dr. Zahorian era conocido como el tipo al que se le compraban esteroides”. Dijo que compró esteroides con el anticipo en efectivo que recibió de los agentes de la WWF y que el Doctor les proporcionaba todo lo que necesitara y que se formaban cola de luchadores con dinero esperando su turno.  Afirmó que McMahon nunca le dijo que tomara esteroides.

Tom Zenk testificó que comenzó a usar esteroides en 1981 bajo la supervisión de un médico y que usó esteroides mucho antes de ir a la WWF. Afirmó que la primera vez que estuvo en Hershey, Jack Lanza le preguntó si quería ver al médico y que cualquier cosa que necesitara se lo proporcionaría. Zenk dijo que en realidad nunca le compró esteroides a Zahorian porque tenía su propio médico en Minneapolis y que McMahon nunca le pidió que tomara esteroides.

Warlord admitió que comenzó a tomar esteroides en 1986. Dijo que inyectó esteroides a otros luchadores entre 1987 y 1992 mientras estaba en la WWF y que tiraban las agujas por los inodoros. El Dr. Zahorian era conocido por distribuir esteroides y que Dave Hebner le dijo que podía conseguir esteroides y pastillas del médico. El nunca compró esteroides a Zahorian porque sus precios eran demasiado altos y McMahon ni le obligó ni le dijo que usara esteroides

Tully Blanchard declaró que tomó esteroides antes de ir a la WWF. Dijo que tuvo una reunión con McMahon estando todavía en la NWA, que se discutió la política de pruebas de drogas y que McMahon dijo que la cocaína no era aceptable, pero que los esteroides y otras cosas estaban bien.

Zahorian dijo que vendió esteroides anabólicos, Valium, Tylenol 3 y 4 y Halcyon a luchadores entre 1981, 1982 y 1989. Dijo que entre el 98% y el 99% de sus clientes eran luchadores de la WWF, que dispensó esteroides a los agentes, Skaaland para su hijo George en 1983-’84 y Jay Strongbow también para su hijo. Afirmó que, en 1985, Patterson le preguntó si estaba distribuyendo cocaína o heroína a los luchadores lo que respondió que solo les estaba dando esteroides. Zahora reconoció que tuvo una reunión con McMahon en 1988 y le preguntó si les estaba dando esteroides a los luchadores, contestando que sí, pero era mejor que obtuvieran esteroides de calidad farmacéutica que medicamentos del mercado negro de personas que no conocían, de dudosa procedencia y calidad; a lo que McMahon respondió : “Está bien”.

En 1989 le advirtieron que se estaba llevando a cabo una investigación que concernía a Titan Sports. Debido a la investigación, dijo que Patterson le dijo que McMahon quería que destruyera toda la información de los números de teléfono y las referencias que tuviera sobre los luchadores de WWF.

Zahorian dijo que tomó todos los registros de los luchadores, los puso en un almacén en el sótano de su edificio de oficinas y finalmente los llevó a la oficina de su abogado para su custodia. El doctor afirmó que recibió una llamada de Hogan durante el rodaje de «No Holds Barred» y dijo que Zeus necesitaba tres o cuatro botellas de testosterona. “Hogan me preguntó si le enviaría el paquete a Vince y que en 1977 algunos luchadores ya tomaban esteroides, como Ken Patera, Ivan Putski y Billy Graham”.

Rick Rude testificó a continuación. Dijo que luchó para la WWF del 87 al 90 y que Zahorian era conocido por suministrar esteroides, pastillas para dormir, antibióticos y otras drogas. Rude luego contó la historia de cómo dejó de tomar esteroides porque estaba tratando de formar una familia con su esposa y los esteroides tienden a reducir el nivel de testosterona y que McMahon le comentó en una grabación de televisión que «no le veía bien», que estaba contento con su lucha y entrevistas, pero no con su apariencia.

Nailzfue el siguiente en testificar. Dijo que fue testigo de la conversación de 1988 entre McMahon y Rude porque estaba en Wisconsin para una prueba en las grabaciones de televisión de WWF. Testificó que en enero de 1992 se reunió con McMahon solo en una caravana.  McMahon le dijo que necesitaba ser lo más grande posible. “Le dije que no tomaría esteroides para conseguir el trabajo”. Y contestó “A veces la vida no es justa, haz lo que tengas que hacer”.

Ultimate Warrior (James Brian Hellwig) declaró que trabajó para la WWF desde 1987 hasta agosto del ’91 y desde abril del ’92 hasta noviembre del ’92. Admitió que usó esteroides (deca y testosterona) antes de unirse a WWF. Acerca del Dr. Zahorian, Hellwig dijo: «Me tomaba la presión arterial, me examinaba los ojos y los oídos, me preguntaba cómo estaba y luego me preguntaba si necesitaba algo». Dijo que nunca vio que se tomaran o inyectaran esteroides mientras estaba en la WWF. Hellwig dijo que McMahon nunca le dijo que tomara esteroides, ni le insinuó que debería tomar esteroides. 

Sages, vicepresidente ejecutivo y director financiero de Titan Sports, testificó que McMahon le dijo que obtuviera dinero para comprar esteroides de la mejor manera para que no pudieran ser descubiertos ni seguir el rastro. Él le dijo a Vince que un cheque bancario es más difícil de rastrear que un cheque personal y hace que la transacción no esté relacionada con su nombre. Testificó que hubo tres transacciones, mayo del ’88 (que él creía que era en efectivo), junio del ’88 (cheque bancario) y octubre del ’89 (cheque bancario).

Hulk Hogan testificó a continuación. Entró por una puerta lateral en lugar de la entrada pública. Hogan y McMahon no se cruzaron la mirada en ningún momento. Hogan dijo que comenzó a usar esteroides a mediados de 1976, que usaba inyectables y orales, incluidos dianabol, winstrol, anavar, testosterona y deca, y que el uso de esteroides era bastante común en la WWF a su regreso en 1983. En el interrogatorio, a preguntas del fiscal admitió que:

  • McMahon ordenó esteroides a Zahorian en un pedido conjunto con él. Que él pasaba por la oficina con su rutina habitual. Recogía su cheque, sus fotos y el correo de sus fans, y como no, los esteroides, que los usaban con frecuencia.
  • Que se enteró de que Zahorian estaba en problemas por Patterson.  “Dijo que Zahorian estaba siendo investigado y que no lo llamarían ni lo usarían, aunque no le prohibió usar los esteroides, simplemente que los obtuviera de otra fuente”
  • McMahon nunca le ordenó ni le indicó que tomara esteroide.  La decisión de otros luchadores de tomar esteroides también fue una elección personal y que nunca vio ni oyó que le dijera a ningún luchador que los tomara.
  • Al acabar las veladas les adelantaban dinero como anticipo de su sueldo, y nunca un extra para financiar sus esteroides. Titan nunca compro esteroides para nadie. Cada uno se pagaba lo suyo, y si Hogan le daba a alguien algo luego se lo devolvían, que de ninguna manera él distribuía. Justificó el uso por salud, dado que le ayudaron a recuperarse de las lesiones.

Robert Gorse, gerente de oficina de Rugby Darby Pharmaceuticals, subió al estrado para afirmar que Zahorian ordenó $ 2,403 en medicamentos en 1988 y $ 10,132 en 1989.

John Studd testificó a continuación por teléfono. Dijo que luchó para la WWF desde el ’81 hasta el ’89, que le compró esteroides a Zahorian y que el consumo fue totalmente decisión suya.

El juez desestimó los cargos dos y tres de la acusación por falta de competencia en el Distrito Este.

Argumento final:

Acusación: “Mi resumen de hoy simplemente confirmará mi declaración de apertura. Te mostrará la parte oscura y corrupta de Titan Sports. El jefe de la empresa usaba esteroides. Eran forajidos corporativos, encabezados por el único propietario, el acusado. Era un traficante de drogas astuto y sofisticado. Usaba drogas peligrosas e ilegales. El propietario veía estas drogas como un negocio para ganar dinero, no como las insignificantes ganancias que Zahorian obtenía con sus negocios de drogas. No dejes que insulten tu inteligencia diciendo que no fueron recompensados ​​por las ventas de esteroides de Zahorian”

Defensa: “No se trata de si los luchadores tomaban esteroides, sino de si McMahon, consciente y voluntariamente, participó en una conspiración con el Dr. Zahorian”.

22 DE JULIO DE 1994

A las 3:55 pm, el jurado regresó a la sala del tribunal con un veredicto. Cuando se leyó los fanáticos de la WWF en la sala del tribunal comenzaron a gritar y aplaudir, el juez se puso de pie y, enfadado, ordenó a todos los que vitorearan que abandonaran inmediatamente la sala del tribunal. Ninguno se fue, pero todos guardaron silencio mientras McMahon y compañía se felicitaban.

NO CULPABLE

McMahon y Titan Sports fueron absueltos de todos los cargos.

Podéis conocer, esta y más historia en The Fabulous Jobbers, tanto en su canal de Youtube como en sus cuentas de Twitter y Facebook.

Os recordamos que podéis visitar nuestra web para más contenido sobre el mundo del wrestling. Podéis seguirnos en nuestras redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook.

Galería de imágenes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: