17 agosto, 2022

Lo mejor y lo peor de Forbidden Door 2022

Repasamos lo mejor y lo peor de los sucesos de Forbidden Door

Lo mejor y lo peor de Forbidden Door 2022

Fuente: AEW

Lo mejor y lo peor de Forbidden Door 2022. Lo mejor y lo peor de Forbidden Door 2022

El esperado evento conjunto de NJPW y AEW al fin llegó y no decepcionó. Al final fueron trece combates, cuatro de ellos en el preshow para un evento de cinco horas de duración que nunca se hizo largo.

Lo mejor

  • Mucho dinamismo: el Buy in arrancó y a los cuatro minutos ya había comenzado el primer combate. Marcaba la tónica del show que no dejó ni un segundo ora respirar. Entradas cortas, sin excesivas promos entre combates y acción en casi todo momento. La receta para que un programa de cinco horas no se haga pesado.
  • Calidad in ring: no era un secreto que seguramente se iban a dar algunos de los mejores combates del año en Forbidden Door y se cumplió con los pronósticos. De los nueve combates del show principal ninguno destacó para mal.
  • Las recompensas de los nuevos campeones: siete títulos estaban en juego y tres de ellos cambiaron de manos. Los tres nuevos ganadores recibieron sus recompensas, pues PAC al fin logró un título importante en la midcard, FTR se afianza como el mejor equipo del mundo consiguiendo su tercer tirulo mundial y Jon Moxley se sitúa como el perfecto sustituto a CM Punk.

Lo peor

  • El final: Un show como Forbidden Door no puede cerrar de la forma como lo hizo. Lo que es la unión entre dos empresas acabó con lo que fue una promo de AEW para su próximo show semanal. NJPW quedó completamente relegada y no se le dio importancia.
  • Falta de sorpresas: la gran sorpresa estaba llamada a ser Claudio Castagnoli, sin embargo, entraba en todos los rumores y se spoileó horas antes. Con la unión de las dos empresas la gran ausencia fue la de Kenny Omega que no apareció ni en pabellón ni por vídeo. Un show conjunto de AEW y NJPW sin la presencia de Omega pierde mucho.
  • Las lesiones: Tomohiro Ishii e Hiroshi Tanahashi no pudieron participar en el evento por lesión, pero es que el show tampoco se libró de sustos. El primero lo dio Dax Harwood, aunque podría ser parte del combate, y el segundo Adam Cole. La lesión Cole es la más relevante, pues dejó un mal sabor de boca al final de lo que estaba siendo un gran combate por el título máximo de NJPW.
  • Moxley y la sangre: el gran fallo del main event fue la sangre de Moxley. El luchador de AEW comenzó a sangrar de la cabeza después de recibir un Slingblade, algo inexplicable. La sangre no siempre aporta calidad al combate, hay que saber cuándo y cómo usarla y el combate de Forbidden Door no es un ejemplo de esto.

Os recordamos que podéis visitar nuestra web para más contenido sobre el mundo del wrestling y que podéis seguirnos en nuestras redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: