Japón-WWE, camino envenenado

Se está rumoreando mucho el posible fichaje de Jay White por WWE, sin embargo, antiguos luchadores proveniente de Japón han fracasado en WWE.

Fuente: WWE.com

Japón-WWE, camino envenenado. Japón-WWE, camino envenenado.

Algunos de los luchadores tras triunfar en Japón deciden aventurarse en la WWE. Luchadores que conseguían hacerse un nombre a nivel mundial en la empresas asiáticas terminaron firmando por al WWE, sin embargo, la suerte no fue igual para todos y solo unos pocos han conseguido triunfar o tener una carrera decente en la empresa de Vince McMahon. Desde Wrestle Kingdom se está hablando sobre un posible fichaje de Jay White por al WWE, sin embargo, los precedentes no son buenos.

AJ Styles

El gran caso de éxito de dejar NJPW para firmar por la WWE. El luchador de Georgia dejó NJPW en 2016 después de ganar dos veces el IWGP Heavyweight Championship y firmó rápidamente por la WWE debutando en el Royal Rumble de ese mismo año. En los casi cinco años que lleva en la WWE se ha convertido en carne de Hall of Fame. El luchador se ha convertido en la cara de la empresa donde ha ganado dos veces el título de la WWE, una vez el intercontinental y tres veces el de EEUU. Además, fue el luchador con el que The Undertaker tuvo su último combate.

Finn Bálor/ Prince Devitt

Uno de los fundadores del Bullet Club y el primer líder del stable. Bálor dejó la empresa después de dominar en la división junior de NJPW. Bálor firmó por la WWE en 2014 y se le recordará siempre como una de las caras históricas de NXT, pues en el main roster no ha tenido mucho éxito. El irlandés es actualmente el campeón máximo de NXT.

Shinsuke Nakamura

Dejó NJPW como uno de los mejores luchadores del mundo, sin embargo, su carrera en la WWE ha ido cuesta abajo, especialmente desde su llegada al main roster. Nakamura dejó NJPW en 2016 y firmó por la WWE en el mismo año. El japonés tuvo un gran paso por NXT, pero en el main roster ha naufragado, su mayor logro fue ganar el Royal Rumble 2018 y un par de reinados irrelevantes con los cinturones de la midcard.

Hideo Itama/ Kenta

Posiblemente el mayor fracaso de un luchador proveniente de Japón en la WWE. La estancia de Kenta en al WWE estuvo marcada por las lesiones. El japonés estuvo en la WWE de 2014 a 2019 y su paso fue irrelevante. La WWE trató de reinventar constantemente a Itami, pero las constantes lesiones y la falta de conexión con el público dejaron una carrera en WWE para el olvido. Tras salir de la WWE fichó por NJPW donde está teniendo una gran carrera.

Luke Gallows y Karl Anderson

Tras dominar en NJPW, Anderson y Gallows ficharon por la WWE en abril de 2016. Para Gallows era su segunda etapa en la WWE pues ya había trabajado para la empresa de 2005 a 2010. Parecía que la compañía trataba de refundar el Bullet Club en la WWE cuando los unieron con AJ Styles, sin embargo, Gallows y Anderson no llegaron a tener la relevancia deseada y terminaron saliendo por la puerta de atrás durante el miércoles negro y con algún que otro enfrentamiento verbal con Paul Heyman. En su estancia en la WWE ganaron dos veces los cinturones por parejas de Raw.

Kushida

Hasta hace unos meses parecía ser un Hideo Itami 2.0. Kushida dominó en la división junior de NJPW hasta que en 2019 anunció que se marchaba de la empresa. La WWE anunció el fichaje del japonés en abril del mismo año y comenzó una carrera que de momento está marcada por las lesiones. Sin grandes hazañas, el mayor logro de Kushida en la WWE fue enfrentar a Walter en un combate en NXT.

Akira Tozawa

Llegó la WWE después de triunfar en Dragon Gate para participar en la primera edición del torneo crucero. El japonés llegó hasta los cuartos de final y terminó firmando un contrato con la empresa de Vince McMahon. En los cinco años que va a hacer en la WWE no ha tenido oportunidades y lleva varios años siendo un jobber.

Adam Cole, Kyle O’Reilly y Boby Fish

Los miembros originales de The Undisputed Era llegaron a la WWE en 2017 y desde ese momento han sido las caras de NXT. Los tres trabajaron en NJPW y Ring of Honor antes de firmar por la compañía de la WWE. Mientras que Fish y O’Reilly dominaron en la división tag team junior de NJPW, Cole no tuvo tanta suerte en la empresa japonesa.

Andrade

El luchador mejicano ha tenido muchos altibajos en su carrera en la WWE. Andrade llego a la WWE en 2015 después de cinco años en NJPW donde consiguió tener un reinado con el IWGP Intercontinental Championship. En el main roster de la WWE el luchador ha tenido una carrear muy irregular.

The Viking Raiders

Dominaron en NXT, pero en el main roster se han diluido. Ivar y Erik antes eran conocidos como War Machine. En NJPW consiguieron dos reinados en la división tag team y participaron en eventos hasta 2018 cuando firmaron por WWE.

Dokota Kai

La luchadora neozelandesa firmó por la WWE en 2015 después de trabajar dos años en Stardom. En sus cinco años en la WWE no ha salido de NXT donde se ha asentado en la parte alta de la midcard de la marca.

Asuka

Asuka firmó por al WWE en 2015 después de dominar en Japón. La luchadora en sus casi seis años en la WWE se ha convertido en una de las luchadoras más importantes de la WWE, siendo carne de Hall of Fame.

Kairi Sane

Tras un gran paso por NXT, Sane terminó naufragando en el main roster. La luchadora japonesa llegó a la WWE en octubre de 2016, debutando en 2017. Antes de firmar por la WWE, Sane había triunfado en Stardom donde ganó la mayoría de los títulos de la empresa.

Os recordamos que podéis visitar nuestra web para más contenido sobre el mundo del wrestling y seguirnos en nuestras redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: