El primer luchador enmascarado de la historia

Esta semana The Fabulous Jobber habla del misterioso misterio del primer luchador enmascarado de la historia.

luchador enmascarado

Fuente: The Fabulous Jobbers

El primer luchador enmascarado de la historia. El primer luchador enmascarado de la historia.

Cuando hablamos de luchadores enmascarados nos vienen a la cabeza los luchadores Mexicanos, y ya en menor medida los luchadores Japoneses, y aunque la tradición de las máscaras está arraigada en México más que en otro país, el origen no viene de ese lugar del mundo.

El primer luchador enmascarado de la historia  surgió en París, en 1867, incluso cohabitaron dos enmascarados ese mismo año. Unos dicen que el primero fue Theobaud Bauer (L´Homme Masqué) y otros que Alfred Perrier (Bras de Fer, L´Homme Masqué de París), incluso hay otros cinco que entrarían en la quiniela de los posibles pioneros. Hoy estamos aquí para tratar de arrojar luz sobre el asunto, o quizás no…

Hay que tener en cuenta que la información data de hace más de 150 años, y que ante el anonimato del luchador algún listo podría apuntarse el tanto y decir que era él sin serlo. Como siempre hago para tratar de documentar cualquier asunto, nos vamos a la hemeroteca. 

Hay un precedente que data al primer enmascarado de la historia en Toulouse en 1848. Un estudiante que luchó enmascarado para no ser reconocido, pero no hay datos al respecto. El 29 de septiembre de 1867 aparecía en el Daily News la siguiente noticia:

“La curiosidad de París en este momento viene dada por un individuo que aparece enmascarado en el circo, donde se muestran exhibiciones de fuerza y lucha. Este ha ganado a los luchadores profesionales y esa superioridad lo hace ver invencible”. 

Esta sería de las primeras noticias que abordarán el tema, tenemos el hecho y la fecha, pero desconocemos la identidad del luchador.

El 16 de noviembre de 1867 en el Public Ledger aparece un artículo de George Wilkes corresponsal del Spirits of the Times:

“Entre los más curiosos e interesantes entretenimientos que se encuentran en París son los que se dan en el Arene Athletic”, cuenta el corresponsal que dio con ello por casualidad, dado que paseando por la ciudad en más de una ocasión había visto carteles anunciando las veladas, pero no le había dado la menor importancia, hasta que un día al salir de una cena, a falta de exhibiciones o teatros  a los que ir, se le ocurrió recurrir a este lugar, y así iba a visitar un espectáculo en el cual no hubiera mucho que pensar, diversión pura y dura. 

Los prejuicios no son buenos, así que al entrar se vieron gratamente sorprendidos por la belleza del lugar, la limpieza y ver que había gente distinguida de espectadores, tanto damas como caballeros. Como en el artículo anterior hace referencia a un luchador enmascarado, siendo la sensación del público, pero seguimos con el anonimato.

Estos serían los precedentes, comenzando a causar sensación a nivel mundial, la novedad y el halo de misterio que rodeaba la aparición de luchadores enmascarados.

Vista esta sensación, promotores rivales se atrevían a desafiarse diciendo que uno le había copiado a otro la idea, según aparece el 2 de octubre esta noticia:

«Dos propietarios de espectáculos, cada uno exhibiendo un maravilloso luchador enmascarado, cuyo rostro nunca ha sido visto por un hombre mortal, tuvieron una disputa el otro día sobre cuál podría reclamar el honor de la idea original, sobre cuál era realmente el ‘propietario’ del verdadero hombre misterioso.  El asunto llegó ante un juez, el director de Arène Athletique, Mr. Julian, había demandado al director del Hipódromo, el Sr. Anault, por robar su idea de usar un luchador enmascarado pidiendo 12.000 francos por daños y perjuicios. Además, insistió en que Arnault debería dejar de usar a su hombre enmascarado.  Al final, el caso fue desestimado. Por falta de pruebas, pero les vino muy bien la publicidad generada para seguir explotando el hombre enmascarado”.

En 1874 aparece la noticia desde otro punto de vista, en el Herald and Mail, pero esta vez en Bucarest, a través del promotor de lucha. El propietario del circo Suhr anunciaba que el reto lanzado por el luchador Jules Regal había sido aceptado por un luchador anónimo, circulaban todo tipo de rumores, y el más extendido sería que fue aceptado por un caballero que quería preservar su identidad, y que aparecería ante el público antes de una semana. Se hablaba que el atleta amateur ocupaba una alta posición social, de hecho se decía que era un noble de Moldavia, el  Prince Stourja que tenía la reputación de tener un físico hercúleo. Por fin se iba a disputar la pelea, y aunque fue breve, hubo tal expectación que el promotor prometió que se repetiría en días siguientes, y así se hizo, seguía la gran expectación, hasta que uno de los trabajadores del circo se fue de la lengua y difundió que el enmascarado no era ningún noble, sino un payaso del circo, hecho que produjo una reyerta en el circo de tal calibre que el luchador y el manager temieron por su vida, y gracias a la intervención policial no llegó a mayores, incluso casi destrozan la carpa del circo, al final tuvieron que desmontar y trasladarse a otro lugar para seguir con el espectáculo.

El 22 del 12 de 1875 aparece una noticia en el Daily Herald anunciando una lucha por el campeonato del mundo entre André Christol campeón de España y Francia contra el profesor Bauer, Campeón de la Costa del Pacífico, a 2 de 3 caídas. Anuncian que Christol era el luchador enmascarado que alcanzó cierta fama en el 67 en la arena Athletic en París, aunque  en el párrafo siguiente el periodista lo pone en entredicho porque dice que el físico de André no correspondía al luchador enmascarado de París, por lo menos a uno de ellos. Por cierto, combate ganado por Bauer al imponerse en las dos últimas caídas a Christol. En este caso sí que Christol viajó y luchó por medio mundo anunciándose como el enmascarado de París, aunque no decía el primero o el original, no como otros que se abanderan como los primeros en algo sin serlo.

Ahora ya nos vamos al 5 de Enero de 1902. En el Sunday Call:

 “El famoso luchador enmascarado de París ahora vive en San Francisco”

 Éste artículo es el más completo y en el que más datos podemos encontrar, pero hay que tener en cuenta que nos basamos en lo que ha escrito el periodista, y también presuponemos que lo que dice Perrier es cierto.

«Era llamado en Francia Bras de Fer ( Brazo de hierro) y ahora es propietario de un restaurante francés en el barrio latino. Antes de esto fue conocido por su gran físico y habilidad en la lucha libre, llamado el Hércules francés. 

Los Jardines de Woodward fueron el escenario de algunas de sus hazañas más maravillosas y atrevidas.

El joven que creció para ser llamado el luchador enmascarado de París a través de sus proezas y  de gran fuerza, fue el hijo de un constructor de París. Su carrera atlética la comenzó en 1862 apareciendo en público en el Hipódromo de París.

 París estaba disfrutando del misterio del hombre fuerte enmascarado, que era presentado en el Arene Athletique.  Él había vencido a muchos luchadores profesionales,  y su identidad estaba rodeada del más profundo misterio.  Los rumores y las historias corrían como la pólvora sobre su origen y procedencia, su riqueza y linaje y su castillo en el norte de Francia. 

El misterio al fin se desveló, todo fue resuelto por un curioso que vio en un patio a un hombre levantando mancuernas de gran tamaño , hecho que asombró al hombre que le preguntó a una señora que trabajaba allí y le respondió que Alfred Perrier era ese caballero, justo en ese momento su esposa lo llamó por su apodo “Brazo de Hierro” poco le costó desvelar y divulgar que el misterioso enmascarado vivía en la Rue Quatre Croches .

 Por lo menos, salir del anonimato le sirvió para recibir dos medallas, una del Ejército por salvar a un soldado y otra del director del Hipódromo por sus méritos.’

Luego se dedicaría a hacer demostraciones de fuerza, sobre todo sujetar peso con sus dientes.  Pasó algún tiempo en París y se dedicó a la práctica de esgrima

Más tarde «Bras de Fer» fue a Londres siguiendo con sus exhibiciones de fuerza siendo invitado por numerosos  propietarios de gimnasios para demostrar sus habilidades.

Posteriormente, Perrier abrió un gimnasio y estuvo una temporada entrenando a la policía de San Francisco.

En el restaurante de la calle Montgomery él siempre está listo para contar sus hazañas y demostrar alguna habilidad de fuerza».

Perrier según lo que podemos encontrar en este artículo se reivindica como el enmascarado original, incluso que luchó con otro enmascarado escarlata, por lo tanto en esa época ya luchaba un hombre enmascarado contra el brazo de hierro que llevaba máscara negra, pero no es como las actuales, era más como la máscara de un verdugo.

Ya hemos esclarecido que Chrisol también se presentó en medio mundo como el enmascarado de París, pero no decía que fuera el famoso o el original, simplemente el enmascarado.

 Ahora llegamos al que normalmente llevan todos las informaciones de otros diciendo que era el original, Theodord Bauer, el mismo que dicen que introdujo la lucha grecorromana en Estados Unidos, hecho que es anterior a la llegada de Bauer a USA, por lo que ese dato directamente se descarta, al ya presentarse en circos ese tipo de lucha, que la perfeccionó y popularizó, sí, pero no la introdujo.

 Es curioso que él nunca reconoció que fuera ese enmascarado, pero otros sí que se lo adjudican. Hecho curioso o sospechoso, dado que quién no iba a beneficiarse de algo propio que era real, si ya lo hacían otros sin serlo. De él sí que hay documentados bastantes datos como luchador con su propio nombre, pero no como el enmascarado.

¿Cuál de todos fue el primero? Pues a ciencia cierta no se puede afirmar a no ser que no te importe equivocarte. Las últimas informaciones dicen que fue Charavay.

 Yo siempre me decanté por Perrier porque su historia está narrada en primera persona y al estar recogida de forma detallada en la entrevista citada anteriormente es la que está documentada, lo demás son meras especulaciones y cavilaciones en muchas ocasiones por los periodistas o espectadores, y magistralmente dirigidas en algunos casos por el promotor para obtener pingües beneficios.

Para acabar a modo de conclusión, y por la importancia que ha tenido y sigue teniendo la lucha enmascarada en México, nombraremos a los pioneros.

Aquí para hablar con propiedad habría que establecer dos categorías, el primer luchador enmascarado que luchó en México y el primer luchador enmascarado mexicano de la historia.

El primero fue Ciclone Mickey, luchador que fue reclutado por el fundador del EMLL y que se vió maravillado por las habilidades de este luchador en una función en Texas, le propuso luchar en México, debutando en 1931, pero dos Años más tarde se presentó como la maravilla enmascarada, y como que en USA en la década de los 10 ya era habitual que en las funciones aparecieran luchadores con el rostro tapado, se le ocurrió a Lutteroth  la idea de presentarlo enmascarado en MÉXICO.

Más tarde Murciélago Velázquez sería el primer Mexicano en luchar con máscara, en 1938, llamado el murciélago enmascarado, incluso al dirigirse al ring soltaba pequeños murciélagos. Aunque en 1934 hablan de un luchador norteamericano que apareció con el nombre del enmascarado con una roja, pero que al marcharse a su país por un problema familiar otro luchador adoptó su identidad, Luis Nuñez, y que abandonó el personaje por la incomodidad de la máscara, y se lo traspasará a su hermano. (Por si teníamos poco lío con los franceses) 

Lo que marcó la diferencia entre los encapuchados Norteamericanos con los enmascarados Mexicanos era que en México crearon personajes, superhéroes, siguiendo una historia, y los de arriba simplemente era para crear la expectación de quien era quien portaba la capucha o a veces para que el mismo luchador participa dos veces en la misma velada.

Y hasta aquí hemos llegado, parando en un punto y seguido que desarrollaremos en otro artículo sobre luchadores enmascarados.

Podéis conocer esta y más historia en The Fabulous Jobbers, tanto en su canal de Youtube como en sus cuentas de Twitter Facebook.

El primer luchador enmascarado de la historia. El primer luchador enmascarado de la historia

Os recordamos que podéis visitar nuestra web para más contenido sobre el mundo del wrestling. Podéis seguirnos en nuestras redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: