30 noviembre, 2021

El arte del blading o como sangrar cuando quiero

Esta semana The Fabulous Jobbers nos habla de la técnica del blading o de autocortarse en la frente con una cuchilla para sangrar deliberadamente.

El arte del blading

Fuente: The Fabulous Jobbers

El arte del blading o como sangrar cuando quiero. El arte del blading o como sangrar cuando quiero

El wrestling, antes de que la WWF cambiara su última sigla por la E de entretenimiento ya lo era hacía mucho tiempo. La lucha libre siempre ha estado en continua evolución para tratar de atraer y sorprender al público e integrar, en distintos momentos de su historia a diferentes tipos de público, con diferentes estilos de lucha.

Es indudable que se busca espectacularidad, y la sangre ayuda a hacer más reales los combates, y sobre todo a llamar la atención, hacer más dramática la historia que estamos contando. No todas las empresas estaban por la labor de tener ese tipo de combates, o simplemente al buscar un público más infantil lo descartaron por un tiempo.

Al principio, para buscar que un rival sangrara, lo que se solía hacer era directamente dar un golpe contundente en la ceja. El problema era que había que saber darlo, además de que en algunas ocasiones requería de puntos dependiendo del tamaño de la lesión causada, teniendo en cuenta también que la lesión sería producto de un golpe seco y contundente, por lo tanto, podría llegar a tener otras secuelas.

Luego había otra técnica mucho menos peligrosa para el luchador, pero que dependiendo del momento en el que la utilizaras no daba el mismo resultado, según me contaba el luchador español Ismael Monsegur “El Demonio Rojo”. Llevaban unas bolsitas de sangre (normalmente de porcino) y las hacían explotar disimuladamente sobre la cara, el problema es que no fluía igual y además se secaba rápidamente.

Así que inventaron otra técnica que hecha en condiciones daba el resultado esperado y deseado. El llamado blading, en la película ‘El Luchador’ se explica cómo se prepara y se realiza el corte, normalmente es con una cuchilla de afeitar, se parte por la mitad, se protege por un lado para que al cogerla con los dedos no te cortes, y se esconde, (en la bota, rodillera, o muñequera, y en algunas ocasiones proporcionada de forma nada disimulada por el árbitro) y cuando lo crees oportuno te profieres un corte en la frente, con cuidado no lo hagas más profundo de lo que debes.

Este tipo de práctica se popularizó en los 70 y 80, incluso era muy habitual la estipulación de combates “First Blood Match”. Muy habituales en el medio este y sur de Estados Unidos.

Pero era algo que se ocultaba, o sea que el espectador no era consciente de que el corte se lo hacía el mismo luchador que sangraba, si no que aprovechaban después de un sillazo, o de un golpe con el poste, o las escaleras de subida para acceder al ring o con las vallas de protección, para utilizar esta técnica.

Más tarde con la proliferación del estilo Hardcore ya no se ocultaba, por ejemplo, en Japón se veía como se cortaban la frente directamente, como los Headhunter en un perfecto castellano se decía uno a otro un poquito más un poquito más, cuando le estaba cortando un hermano la frente al otro.

También es curioso la evolución que sufrió en los 80 y como renegaron tanto la WWF primero y la NWA/WCW después. La WWF buscaba reunir entorno a sus espectáculos a toda la familia, y en la era del Rock and Wrestling esta práctica ya no tenía cabida.

Dibujos, estrellas de diferentes ámbitos de la cultura y el deporte, formaban ahora parte del espectáculo así que a mitad de los 80 se prohibió, y se evitó el sangrado. Y en el caso que se produjera de forma fortuita la cámara cambiaría de ángulo e incluso las imágenes se pasarían a blanco y negro. En alguna ocasión luchadores han hecho caso omiso a las directrices dadas por el Señor McMahon y han sangrado sin su consentimiento, como fue el caso de Ric Flair en Wrestlemania VIII, perdiendo el campeonato, pero robándose el show, eso y un beso a Elisabeth. También en una época que no era habitual, Stone Cold lo hizo en Wrestlemania XIII.

Luego ya, con la entrada en escena de la ECW, y ganando cada vez más adeptos, la WWF integró de nuevo esa práctica, y subió el target de edad del producto, y de nuevo se volvió a ver sangrar a los wrestlers, también hubo un momento de la historia de la WWF que si querías ser alguien tenías que pasar por el trámite de combates hardcore con sangre de por medio.

La NWA/WCW fue más permisiva al respecto, y hasta principios de los 90 no cambió la política de sangrado en los combates, era habitual ver con la frente ensangrentada a Magnum T.A., Arn Anderson, Barry Windham, Blanchard y sobre todo Flair y Rhodes. De nuevo, el buscar atraer a los más pequeños al ring hicieron que cambiara, hasta tal punto que se habla que el famoso combate de la carretera entre Blacktop Bully y Rhodes, supuso el despido de ambos y del booker al permitir el blading en el combate.

Mientras las dos grandes empresas tenían mucho cuidado a la hora de ofrecer su producto y saber al público al que iba dirigido, otras basaron su estilo de lucha precisamente en eso.

La FMW y la IWA de Japón, se especializaron en ese tipo de prácticas y de lucha extrema. Puerto Rico tendría gran tradición también en estos combates, y en Estados Unidos surgirían la ECW y más tarde la CZW.

A partir de 2008 la WWE volvió a prohibir de nuevo el blading, entre otras cosas por la poca higiene de la práctica al haberse dado algún caso de infección de hepatitis en otras empresas. TNA abandonó la práctica en 2014, siendo muy habitual en combates de Hogan, Flair, Foley, Abyss… y como elemento diferenciador del producto que ofrecía en la posible competencia con WWE.

Sobre el papel todo es muy bonito, pero toda práctica tiene su riesgo, y como en todo hay que hacer las cosas bien para evitar algún que otro susto. A continuación, detallaré algún que otro suceso que pudo acabar en tragedia por ser demasiado generoso o inconsciente con el corte:

  • En ECW, fue blading pero no autoinfringido, pero es lo que tiene incluir en tus filas a un sicópata, New Jack casi mata al pobre de Kulas alias Mass Transit, como todos sabréis, un menor de edad que además debutaba en ese combate. Jack le hizo un corte tan profundo que tuvieron que intervenir rápidamente los paramédicos y no eran capaces de cortar la hemorragia, empapando de sangre varias toallas, por poco muere en ese combate.
  • Eddie Guerrero en 2004 vs JBL, se profirió un corte tan profundo que a pesar de que acabó el combate se dijo que estaba totalmente mareado, que veía borroso y que llegó a perder la consciencia. El blading es más seguro que abrirle una ceja o la cabeza a alguien de un codazo, un sillazo o de un puñetazo, pero si no se hace bien, puede que termines cortando una arteria como le pasó a Eddie.
  • En 2005 Bob Orton Jr. salía de acompañante de su hijo Randy y en un combate contra el Undertaker. Bob sangró sobre el Undertaker, teniendo hepatitis, hecho que lógicamente enfureció al Undertaker y supuso que despidieran a Orton padre (otro riesgo de la práctica, transmisión de enfermedades sanguíneas).
  • Hannibal demandó a Abdullah de Butcher al acusarlo de luchar en combates de riesgo teniendo Hepatitis y contagiándole.

Evidentemente ha habido más incidentes, pero estos son algunos de los que he querido destacar en el artículo de hoy.

Para hacer las cosas bien tienes que tener arte y en este caso disimulo, ahora repasaremos pilladas varias, ya sea por la poca pericia del wrestler, lo cantoso del referí al darle la cuchilla, o la poca vista del cámara desvelando el hecho.

Es obvio que antes, en los House Shows o eventos sin televisar era mucho más fácil ser discreto, pero cuando entró de lleno la televisión a cubrir los eventos, se veía más de lo que se debía, algunos son como los malos magos, que desvelan los trucos y cuando te pillan te quedas con cara de póker.

  • El primero que yo vi, fue a Hogan en la Wrestlemania VII contra el Sargento Slaughter, Hogan ha presumido siempre, y retado a cualquiera a que le enseñara imágenes de él no siendo discreto (me refiero al blading, no la pillada en la habitación), pues en ese combate, cuando el Sargento sale del ring y coge una silla, está Hogan en la segunda cuerda con la cabeza fuera del ring y el Sargento le atiza un sillazo, Hogan lleva la cuchilla en la mano derecha, por el impacto cae al ring boca arriba y en esas desliza sus dedos sobre la frente y ¡Oh milagro!, empieza a sangrar.
  • Seguimos con Wrestlemanias, vamos con la siguiente edición. Debut de Flair en Wrestlemania contra Randy Savage, en esta ocasión no estaba previsto que sangrara, pero Flair es Flair, ni una fiesta sin Flair ni un combate sin hemorragia. Flair está en los aledaños del ring se apoya en las vallas de protección que separa ringside del público, Savage se sube a la tercera cuerda y vuela golpeando a Flair en la cabeza que impacta contra la valla, momento que aprovecha para pasar sutilmente la cuchilla por la frente, pegadito al cuero cabelludo.
  • Wrestlemania X7 The Rock vs Steve Austin en acción fuera del ring se ve claramente como el árbitro lleva una cuchilla en la mano y se la da a The Rock.
  • Esta vez los ex miembros de Evolution se las verán entre ellos en un Elimination Chambers en el NYR 2005 a parte de Jericho y Benoit, frente abierta de estos dos últimos, y de HHH, hasta ahora todo bien, hasta que le llega el turno a Orton, lo normal sería rajarte después del impacto, pues estos deciden hacerlo antes, y al no poder sacar la cuchilla con solvencia HHH está unos segundos parados esperando a que ejecute la acción.
  • Backlash 2006 HHH se raja la frente en el minuto 17 antes de que Edge lo catapulte contra el poste.
  • Jericho en el NWO 2008 fue pillado por la cámara cuando el árbitro le dio la cuchilla antes del sillazo que le arreó JBL.

Para las pilladas es tan sencillo como revisar el momento en el que un luchador comienza a sangrar después de un golpe contundente, siempre hay un movimiento sospechoso de índice y pulgar deslizándose sobre la frente, o pasándole el árbitro algo, o sacándoselo el luchador de la muñequera, rodillera…

Para concluir nombraré a los luchadores que se han visto gravemente afectados por este noble arte, sobre todo con frentes totalmente deformadas. Había veces que simplemente presionándola ya brotaba la sangre, dado que no dejaban que cicatrizara nunca, incluso no hacía falta volver a cortar.

  • Pensando en esto nos vendrán a la cabeza Abdullah de Butcher, Carlos Colón y Bruiser Brody dado que era demasiado habitual sangrar en los combates desarrollados en Puerto Rico y ante la frecuencia de los combates.
  • En México destacar a los Brazos, el Perro Aguayo y los Villanos, que parecidos a los de Puerto Rico, si no acababan bañados en sangre no luchaban.
  • En Japón Kintaro Kanemura, Tarzán Goto, y de cuerpo, porque llevaba máscara Hayabusa.
  • Y ya en Estados Unidos, Original Sheik, uno de los pioneros de la lucha hardcore, Curtis Laukea mítico de la lucha de los 60 y 70, Gypsy Joe, uno de los luchadores con la carrera más longeva de la historia, Flair a pesar de sangrar en multitud de combates no tiene la frente demasiado perjudicada, quizás la cirugía estética haya ayudado, Rhodes un poco más, y D Von, Sabú como representantes de la ECW…

Podéis conocer esta y más historia en The Fabulous Jobbers, tanto en su canal de Youtube como en sus cuentas de Twitter Facebook.

Os recordamos que podéis visitar nuestra web para más contenido sobre el mundo del wrestling y que podéis seguirnos en nuestras redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: