Portada » Crónica RIOT: ANNIVERSARY VI

Crónica RIOT: ANNIVERSARY VI

NOTA DE PRENSA | Resist Pro Wrestling nos trae la crónica de su último show, ANNIVERSARY VI

Crónica RIOT: ANNIVERSARY VI

Fotografía: Domènec Soc.

Crónica RIOT: ANNIVERSARY VI. Crónica RIOT: ANNIVERSARY VI

Con el Casinet d’Hostafrancs lleno hasta la bandera, dio comienzo RIOT: ANNIVERSARY VI, el show magno de Resist Pro Wrestling para celebrar su nacimiento. El evento empezó por todo lo alto, con el Combate de Escaleras por el Maletín de RIOT Wrestling; una pelea entre IssI y Sputnik, El Bastiano, Kade, Santiago Sangriento y, como luchador sorpresa, venido desde la Triple W. Elvis Harrison. Con IssI y Sputnik claramente aliados, todos los luchadores recurrieron a lo que pudieron para castigar a sus rivales. Escaleras, sillas, postes… todos los participantes tomaron los riesgos necesarios para ganar y al final, Elvis Harrison atizó un ‘guitarrazo’ a El Bastiano, subió la escalera y se llevó el Maletín. Al acabar el combate, Spuntik demostró estar con el Sindicato de la Lucha al 100%, dejando atrás su cara más amable con el público.

El segundo combate prometía resolver una rivalidad fratricida. Pero, debido a una lesión, Carlos Vega no pudo participar. Esto dejó muy enfadado a Óliver Turner, que pidió inmediatamente un rival para poder pelear. Respondió al reto César Bravo, que puso el Campeonato Absoluto de RAGE en juego. Con el público volcado de odio contra el Campeón de la marca verde de Resist, Turner lanzó sus mejores movimientos y ataques para salir ganador. Sin embargo, gracias a la ayuda de Álex Salgado, Bravo jugó sucio y con un golpe de cinturón retuvo el título de RAGE. Al acabar el combate, el Administrador anunció un golpe de efecto en el wrestling nacional. RESIST: TOP TIER, un show el próximo 4 de marzo en el que los mejores luchadores de Resist se van a enfrentar a los mejores luchadores de la empresa irlandesa OTT (Over The Top Wrestling).

La primera parte de Anniversary VI cerró con el Combate titular por los Campeonatos Por Equipos de RESIST Pro Wrestling. Los Neon Warriors (Cosmos & Tony Aeri) defendían ante Jerarquía (Barracuda & Jocoso Jr.). En una lucha de alto nivel, Jerarquía fue quién supo llevar la voz cantante durante buena parte del combate, cortando el ring por la mitad y castigando en exceso a Tony Aeri, mientras Cosmos solo podía mirar desde su esquina. Aun así, en el momento en el que los Neon pudieron lanzar una ofensiva conjunta, quedó claro que todavía les quedaban fuerzas para mantener su reinado. Pero con dos “Lesionadoras” Barracuda y Jocoso Jr. se convirtieron en nuevos Campeones por Equipos de RESIST.

Aun así, la tarde no había finalizado para Jerarquía, puesto que salió Elvis Harrison, maletín en mano para distraer a los recién coronados campeones, mientras que un hombre misterioso los atacaba por la espalda. Ese hombre resultó ser el fundador de la Triple W, Lukas Skott, LSK, que se abrazó con Elvis y juntos, canjearon el Maletín para ser proclamados nuevos Campeones por Equipos de RESIST.

La segunda parte del show empezó con el combate quizá más violento jamás celebrado en Resist. Por primera vez en España, la estipulación de Collar de Perro servía para acabar con una rivalidad ya icónica del wrestling nacional. Con un odio mortal entre sí, Guillermo y TJ Charles se ataron las correas a sus cuellos y empezaron a golpearse con la cadena, con palos de kendo y hasta con el escenario del Casinet d’Hostafrancs. Ambos luchadores dejaron visiblemente marcado a su rival y tanto la Superestrella Internacional como el Volátil acabaron sangrando. Y cuando las fuerzas ya flaqueaban y ambos atravesaron una mesa hacia fuera del ring, TJ Charles fue capaz de aplicar un sleeper hold para llevarse una más que necesaria victoria.

RIOT: Anniversary VI terminó con el Combate por el Campeonato Absoluto de RIOT Wrestling. Tras conseguir ser el contendiente número 1, Pedrolo juró venganza contra Carranza y su mánager, Don Andrés, por la traición de ambos a Ley & Orden. Y desde un inicio se notó la animadversión que se tienen estos dos luchadores. Con un lariats volando de un lado a otro, el dominio del combate fue pasando del campeón al aspirante, hasta que Don Andrés intervino con un ‘cinturonazo’ a favor de Carranza. Pero Pedrolo supo salir de allí y mandar al mánager al hospital, con un Back to Belly Piledriver. Con todo el público a su favor, solo un pie del campeón en la cuerda consiguió evitar una coronación por todo lo alto. Y al final, un Jumping Piledriver del Capataz aseguró que el reinado de Carranza siga intacto, sumando su cuarta victoria en los seis Anniversaries en los que ha participado.

Os recordamos que podéis visitar nuestra web para más contenido sobre el mundo del wrestling, para conocer el calendario de los eventos en España y que podéis seguirnos en nuestras redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook.

Deja una respuesta