Portada » Becky Lynch y NXT, una historia de desamor, por ahora

Becky Lynch y NXT, una historia de desamor, por ahora

Becky Lynch optará al título femenino de NXT la próxima semana en lo que es su segunda etapa en la marca de desarrollo. Recordamos cómo fue la primera

Becky Lynch habla de su tiempo en NXT

Fuente: WWE

Becky Lynch y NXT, una historia de desamor, por ahora. Becky Lynch y NXT, una historia de desamor, por ahora

El martes 12 de septiembre, Becky Lynch enfrentará a Tiffany Stratton en un mano a mano por el Campeonato Femenino de NXT. La lucha entre las dos significará el regreso de Becky al territorio de desarrollo de WWE, donde en el pasado no logró el éxito al que ahora aspira.

Becky llegó a NXT en el año 2013, un momento en el que la división de mujeres de la WWE estaba experimentando un renacimiento. Desde el principio, Becky destacó por su carisma y su estilo de lucha técnico, pero no terminó de conectar con su personaje y se quedó siempre al borde de lograr grandes éxitos.

La Formación de «las Cuatro Jinetes»

Uno de los momentos cruciales en la carrera de Becky en NXT fue su alianza con Charlotte Flair, Sasha Banks y Bayley, conocida como «las Cuatro Jinetes.» Esta unión no solo fortaleció la división de mujeres de NXT, sino que también marcó el comienzo de una rivalidad que se prolongaría durante años y que terminó extendiéndose hasta el main roster.

NXT TakeOver: Unstoppable, gran momento frustrado

Becky Lynch tuvo una serie de emocionantes rivalidades en NXT, pero su enfrentamiento con Sasha Banks por el Campeonato Femenino de NXT se destacó. Las dos superestrellas ofrecieron luchas memorables entre la que destacó la de NXT TakeOver: Unstoppable 2015. Aunque Becky no ganó el campeonato en ese momento, significó un punto de inflexión para dejar en el olvido los primeros gimmicks que no terminaban de conectar con el público.

Aunque Becky Lynch eventualmente daría el salto a la WWE principal, su legado en NXT es innegable. Ayudó a elevar la división de mujeres a nuevas alturas y estableció el estándar para futuras superestrellas de NXT. Tras su ascenso al main roster, Becky siguió su progresión hasta ser una de las caras de WWE. Ahora, como posiblemente una de las mejores de la empresa, Becky regresa para tratar de elevar a las más jóvenes. La rivalidad contra Tiffany Stratton sirve para volver a impulsar la división femenina de NXT, además, Becky de lograr la presea de la marca de desarrollo conseguirá una de las pocas preseas que le faltan.

Os recordamos que podéis visitar nuestra web para más contenido sobre el mundo del wrestling y que podéis seguirnos en nuestras redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook.