AEW pone tierra de por medio

La empresa de la familia Kahn recupero espectadores, mientras que NXT cayó en el olvido.

Fuente: AEW

La semana pasada era All Elite Wrestling la que marcaba el peor dato de audiencia de su historia, sin embargo, esta semana se ha podido recuperar. La empresa de la familia Kahn consiguió reponerse y aumento su audiencia, al contrario que su rival en la batalla de los miércoles. NXT vio como sus datos caía y no superaban la barrera de los 600.000 espectadores. Como viene siendo habitual, la batalla de esta semana se la llevó AEW Dynamite con una diferencia de 109.000 espectadores, consiguiendo abrir hueco en la batalla por la audiencia.

All Elite Wretling se consiguió reponer de una mala semana, pero su mejora no es para tirar cohetes. El programa semanal de Dynamite aumento su audiencia en 47.000 espectadores respecto a la semana anterior para llegar hasta los 701.000. La buena noticia del aumento de audiencia, con el que consiguió superar la barrera de los 700.000 espectadores, se puede deber a la cercanía de Double or Nothing. La empresa ofrecerá este sábado su evento anual y no es una buena sensación los datos de audiencia a la baja que ha estado ofreciendo AEW desde el momento en el que tuvo que ofrecer los shows a puerta cerrada. El regreso a la acción de grandes nombres como The Young Bucks o Hangman Page podría significar un repunte en la audiencia en las próximas semanas.

Por su parte, NXT está en cuesta abajo y sin frenos. La marca amarilla de la WWE ha sumado su segunda semana consecutiva de descenso y no ha llegado ni ha superar la barrera de los 600.000 espectadores, algo que no pasaba desde el 2 de abril. Con 592.000 espectadores NXT ofreció una de las peores audiencias que se recuerdan. La marca amarilla había anunciado antes del evento el combate de Io Shirai y Rhea Ripley como su gran atracción, además de los combates de la división crucero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *